Trucos de fontanería

En este artículo vamos a mostrarte unos trucos y consejos muy útiles para que tú mismo puedas resolver algunos problemas o pequeñas averías de fontanería sin la ayuda de un fontanero. Eso sí, si no te sientes seguro acerca de alguno de los trucos que aquí expongamos, entonces llama a un especialista para no pasar mayores contratiempos. Sin más dilación, vamos al asunto:

La tubería produce ruidos

Es una situación muy común que sucede con las redes de tubería que no han sido usadas en un largo período de tiempo, y que al momento de usarlas nuevamente suelen producir algunos sonidos extraños a los que no estamos acostumbrados. Estas anomalías suceden por igual en redes de tuberías de hogares, negocios o empresas, y se deben, exactamente, a la acumulación de aire en la cañería en formas de burbujas o bolsas. Esto es a raíz de que en tales tuberías el suministro de agua se ha cortado y, una vez que se reanuda su funcionamiento, tiende a formar burbujas o bolsas de aire. La solución para este inconveniente es abrir todos los grifos y dejar fluir el agua por un tiempo aproximado de dos minutos.

Purgación de radiadores

Análogamente a las redes de tuberías, los radiadores también acumulan aire en su sistema interior luego de no ser usados por un lapso de tiempo extendido. Dicha acumulación de aire resulta nociva, ya que hace que el radiador emita molestos sonidos y ralentiza su calentamiento. La solución de este pequeño problema es abrir, con un destornillador común, el tornillo de evacuación del extremo del radiador, dejando que el aire salga hasta que comience a salir el agua. La caldera debe estar encendida para este proceso.

Toma las medidas de precaución necesarias en función de evitar que el agua salga a borbotones y cause una alteración de la presión interna de la caldera. Si eso pasa, debemos rellenar la caldera con agua hasta obtener una presión óptima de 1 a 1,5 bares.

Desatasco de tuberías

Los problemas de atasco son muy comunes y suceden muy a menudo en las tuberías de tu hogar, empresa o negocio. Algunos problemas de atrancos son graves, pero otros son fáciles de solventar y puedes solucionarlos tú mismo eliminando la obstrucción con desatascador líquido (lo venden algunos locales comerciales de ferratería). Recuerda que luego de que apliques el desatascador líquido a tu tubería ocluida, lo siguiente será verter vinagre y tapar el desagüe por unos minutos. Por último, se vierte agua hirviendo sobre la tubería para desatascarla por completo.

Tuberías producen malos olores

Los malos olores emanados por los desagües tienen varias causas, siendo las más comunes el desuso de la tubería o el vertido y acumulación de residuos fétidos en el desagüe. La solución es:

  1. Mezcla agua caliente con 100 g de bicarbonato y un poco de vinagre
  2. Agita bien la mezcla hasta homogenizarla totalmente. Luego, vierte esta mezcla por el desagüe que produce mal olor y déjalo actuar por unos 30 minutos.
  3. Finalmente, hierve agua y viértela sobre el desagüe para arrastrar y erradicar toda la inmundicia.

Remover cal

Hay que aclarar, antes de abordar este truco, que el agua dura es aquella que posee una gran cantidad de cal o de carbonato de calcio (CaCO3). En España no es raro que algunas aguas que recibamos en nuestro hogar sean duras suponiendo un problema para la lavadora o la ducha.

Para eliminar la cal que se adhiere a la lavadora, debes ponerla en funcionamiento a máxima temperatura y con un poco de vinagre. En la alcachofa de la ducha, el caso es distinto, tenemos que hervirla con agua y vinagre a partes iguales para solucionar el problema.

Esperamos que te sirvan estos útiles consejos. Si requieres más ayuda, puedes contactarnos por los medios que disponemos para ello.