Nuestro Blog

Como reparar una caldera domestica

A medida que se aproxima el invierno las calderas de las viviendas van cobrando cada vez mayor importancia en lo que respecta a la comodidad y el confort del hogar, puesto que con cada grado que disminuye la temperatura se precisa en mayor medida la función optima del sistema de calefacción del domicilio.

Dado a que durante dicha epoca del año las calderas suelen iniciar su operatividad de forma más continua y con mayor potencia, muchos de estos aparatos suelen reflejar la falta de mantenimiento y las averías que, durante otros meses del año dado al poco o nulo uso de la caldera, no presentaban.

Este es el motivo por el cual durante la epoca de bajas temperatura es la temporada donde mayor se evidencian los problemas, fallas e inconvenientes de las calderas, por lo que resulta necesario realizar un mantenimiento preventivo y periódico de dichos equipos de calefacción para poder estar completamente preparados para los meses gobernados por el frio y las temperaturas gélidas.

Para que no debas soportar un invierno incómodamente frio vamos a facilitarte en los siguientes párrafos una serie de recomendaciones y datos importantes con respecto a la reparación de las calderas y de cómo prevenir que se continúen suscitando dicho problema.

Inspección preventiva de la caldera

Como hemos explicado anteriormente, es común que lamentablemente durante la epoca donde más es necesario la operatividad de las calderas es también el momento donde más frecuente son las averías de dichos elementos vitales para el sistema de calefacción, lo cual es fácil de comprender puesto que durante el verano donde el uso de la caldera es mínimo por ello las falencias de la misma pasan desapercibidas, no obstante, cuando se requiere que dicho aparato funcione en su máxima expresión, como en el invierno, comienzan a denotarse la presencia de fallas o averías que pueden desencadenar que la caldera se estropee por completo.

Es posible prevenir que la caldera de nuestro domicilio se dañe en los meses de bajas temperaturas que es el momento en donde más necesitamos de ella, y para ello lo que debemos de hacer es evaluar de forma periódica el funcionamiento, los componentes y las partes de la caldera mediante una revisión preliminar y preventiva de este elemento.

Muchos pueden pensar que si la caldera funcionaba perfectamente la última vez que fue utilizada, es probable que cuando volvamos a requerir de su operatividad la misma continúe operando de manera óptima, sin embargo, en ocasiones si el periodo de inoperatividad de la caldera es muy prolongado durante dicho momento en el que no se encuentra funcionando puede que algún componente o pieza de dicho aparato se averíe por la falta de mantenimiento.

Una de las maneras de inspeccionar el funcionamiento de las calderas sin tener que recurrir a la revisión profesional de un especialista en sistema de calefacción es encendiendo la misma de forma mensual o periódica incluso si no necesitamos de la climatización otorgada por estos aparatos con el objetivo de determinar sin continúa funcionando.

Problemas más frecuentes de las calderas

Con las calderas sucede lo mismo que con otros electrodomésticos o aparatos domésticos, es decir, las averías de dichos dispositivos siempre tienen una causa muy frecuente o reiterativa, y en el caso de las calderas existen al menos tres inconvenientes muy usuales que son los responsables de la mayoría de los fallos o problemas que poseen estos electrodomésticos destinados a generar la calefacción requerida en el hogar.

No se debe ser un experto en fontanería o en sistemas de calefacción para comprobar que efectivamente la caldera se ha estropeado, ya que existen señales muy evidentes que expresan de forma notoria que la caldera no está funcionando apropiadamente. En el caso de las calderas que producen agua caliente notaremos como paulatinamente la temperatura de este líquido va descendiendo dejando de ser el agua climatizada que tanto necesitamos en el hogar. Por otro lado, otra de las formas de saber que la caldera necesita una reparación o recambio de piezas es al escuchar que la misma genera sonidos extraños o produce gases y emisiones indebidos.

Igualmente, cuando enciendas la caldera y notes que el ambiente en tu hogar continúa siendo muy frio debes saber que estas ante un signo inequívoco de que la caldera se encuentra estropeada. Ahora bien, la causa más común de estos problemas suele hallarse en la bomba de la caldera, la cual con el paso del tiempo tiende a desgastarse mermando por completo su funcionamiento.

El segundo problema más frecuente que desencadena la avería de la caldera son los problemas con las válvulas de estos aparatos de calefacción, lo cual provoca la fuga de agua o gases de la caldera y es muy fácil evidenciar dicha falla puesto que encontraremos cerca de las inmediaciones de la caldera un deposito o charco de agua provocado por la pérdida de agua proveniente de la válvula de seguridad estropeada.

Inconvenientes con la presión de las calderas domesticas

Los inconvenientes anteriormente descritos suelen requerir la sustitución o remplazo de las válvulas o de la bomba dañada, lo cual es un procedimiento que preferiblemente deberá realizar un profesional para evitar cualquier tipo de accidente que puede presentarse ante la manipulación de la caldera. No obstante, existen problemas que no requieren de la compra de un recambio y que además pueden ser solventados por los usuarios sin tener que contratar la mano de obra de un profesional, este es el caso de las bajadas de presión de las calderas el cual es una de las fallas más habituales.

Las bajadas de presión no deben ser comprendidas como una avería ya que en realidad representan simplemente un desajuste del sistema regulador de presión de la caldera, es por ello que la solución a este inconveniente es rápida y sencilla. Para detectar la presencia de esta falla debemos revisar el manómetro que posee la caldera y revisar las instrucciones del fabricante de la caldera para determinar si la presión se encuentra en los valores recomendados. En el caso de que el manómetro indique un nivel de presión inferior al que recomienda el fabricante de este producto solo se deberá ajustar la presión mediante las válvulas hasta alcanzar las cifras ideales y la caldera volverá a funcionar apropiadamente.

Cómo ahorrar agua en el baño y la cocina

Ningún ser vivo, pero sobretodo los seres humanos, somos capaces de vivir sin el agua. De ahí a que el H20 sea conocido también como el líquido vital para la vida en la Tierra. Solo pensemos por un momento cuántas veces utilizamos el agua en nuestra vida diaria y cuánta falta nos haría para hidratarnos, cocinar o para bañarnos. Simplemente sin el agua no podemos vivir y por eso debemos apreciarla y cuidarla. Precisamente eso es lo que haremos en el presente artículo; darte algunos consejos y recomendaciones útiles para ahorra agua en tu casa, específicamente en el baño y la cocina, ya que son los lugares donde más agua se utiliza.

Ten en cuenta que adoptar costumbres cotidianas que te permitan ahorrar agua en tu vivienda, también te ayudará a ahorra mucho dinero en la factura de agua. Así que, ahorra agua en tu casa es una tarea ganar – ganar, pues cuidas al medioambiente, preservas la vida en la Tierra y, al mismo tiempo, ahorras dinero.

¿Para qué ahorrar agua?

Son muchos los motivos por los cuales es imperioso comenzar a ahorrar agua desde ahora mismo y anteriormente ya expusimos algunos. Es importante mencionar que no en todas las localidades del país el agua fluye constantemente por las tuberías y grifos. Existen algunas poblaciones que tienen problemas de escasez de agua en sus embalses y, por lo tanto, sufren a diario cortes de agua. Por tal causa, es menester tener conciencia colectiva y pensar desinteresadamente en nuestros compatriotas que pasan por una difícil situación de escasez de agua. De tal manera, aquellos que disfrutamos de suministro de agua ininterrumpido sin problemas debemos ahorrar lo máximo posible para, de una forma u otra, ayudar a aquellas poblaciones deficientes de agua.

Como se mencionó anteriormente, ahorrar agua es una acción ganar – ganar, ya que no solo estarás ayudando a los demás, sino también a ti mismo al disminuir la factura de agua de tu casa y, por tanto, al pagar menos por el suministro de agua. Además, no olvidemos que las plantas y los animales también requieren de agua para subsistir, por lo que, si nosotros usamos menos agua en nuestros hogares, en teoría estos seres vivos se verán beneficiados y podrán llevar una vida más placentera en el planeta. Al ayudar a los animales y las plantas, también nos ayudamos a nosotros mismos ya que muchos de ellos son nuestra principal fuente de alimentación.

¿Cómo ahorrar agua en el baño y en la cocina?

¿Ya estás convencido de que necesitas ahorrar agua en tu casa? Pues entonces conozcamos las maneras de ahorrar agua en el baño y la cocina de nuestra vivienda. Primeramente, empecemos con el baño, uno de los lugares de la casa donde más se malgasta agua. Lo más recomendable es que dejes de tomarte baños y comiences a darte duchas para ahorrar agua. ¿La razón? Pues al ducharnos usamos menos agua ya que nos aseamos rápidamente y sin gastar más agua de la necesaria. En cambio, cada vez que nos bañamos gastamos alrededor de 70 litros de agua, mucho más de la mitad que gastamos al ducharnos. De todas formas, si necesitas darte un baño para tu confort personal, te aconsejamos que solo lo hagas una vez a la semana y no lo hagas a diario.

Igualmente, al ducharnos y dejar correr el agua como si nada por nuestro cuerpo, también podemos producir un malgasto de agua importante que rondaría los 12 litros diariamente, es decir, un malgasto de 10.000 litros de agua al año. Así que, no lo olvides, si quieres relajarte con el agua ve a una piscina preferiblemente, pero cuando te duches solos haz eso y luego sal del baño. De forma análoga sucede cuando nos cepillamos o nos afeitamos; muchas personas dejan correr el agua mientras lo hacen produciendo un malgasto de miles y miles de litros de agua. La forma de solucionar esto es tan sencillo como el simple gesto de cerrar el grifo y solo abrirlo cuando realmente necesitemos el agua.

Por otra parte, la gente suele acostumbrar a no tener una papelera al lado del retrete y utilizar el inodoro como papelera donde botan todo tipo de papeles y plástico. Esto es lo peor que puedes hacer ya que contaminas el agua gravemente, haciendo que las plantas depuradoras deban utilizar más productos químicos para tratarla. Se ha demostrado que verter basura no debida en el inodoro puede causar la contaminación irremediable del año e incluso afectar al ecosistema marino. Además, realizar eso con mucha frecuencia puede dañar tu inodoro, provocando fugas de agua y haciendo que debas llamar a un fontanero para que te ayude a solventar el problema, con todos los gastos económicos que ello implica. Sencillamente deja de usar tu inodoro como papelera y notarás el cambio.

Así mismo, descongelar los alimentos con el agua del grifo es un craso error que mucha gente comete. El descongelamiento de los alimentos de esa manera causa la pérdida de miles de litros de agua al año, siendo algo que se puede fácilmente evitar si somos precavidos y sacamos los alimentos del congelador un día antes que los vayamos a cocinar. No hay forma más fácil de ayudar al medio ambiente que usando el sentido común; ten eso presente siempre. Planifícate bien y deja que la comida se descongele sola con el entorno sacándola varias horas antes de cocinarla o comértela.

Por otro lado, el consumo ingente de agua de las lavadoras y el lavavajillas podríamos decir que es inevitable ya que estos electrodomésticos utilizan eficientemente toda el agua que usan para lavar nuestras cosas. Sin embargo, puedes ahorrar un poco de agua simplemente cambiando tus electrodomésticos habituales por electrodomésticos que tengan los símbolos A+, que significa que son ahorradores. Otro tip que podemos darte es que cuando uses la lavadora, asegúrate que trabaje con carga completa, pues si trabaja a medias consumirá más agua de la necesaria para lavar la ropa.

Renovación de cañerías sin aberturas de cauces

Mayormente, las vías de canalización con el tiempo se estropean, debido al amontonamiento de sedimentaciones. El acopio de residuos disminuye los espacios aprovechables de las vías de canalización, aunado a que se le suman otros conflictos como el poco espacio de estancamiento y deterioro de la misma.

Una de los problemas que beneficia el daño causado a las vías de canalización son los nacimientos que brotan del subsuelo, las cuales penetran a través de las cañerías, o a través de las conexiones, dañando los muros, partiendo cañerías e induciendo la falta de estancamiento.

Hoy en día las vías de canalización son examinadas para certificar de esta forma sus depósitos. En algunas ocasiones si los depósitos no están en buen estado, si las capas exteriores no son impermeables, los pesos exagerados, esto conlleva a que las labores deban ser renovadas, inclusive antes de que comiencen a funcionar.

Con la finalidad de evitar estos desacertados conflictos se preparan programas para inspeccionar y reacomodar las vías de canalización, estos proyectos se basan en encauzar un análisis del conflicto, el cual continúa con el mantenimiento del mismo y como último proceso la recuperación de la vía.

Estas labores se llevan a cabo a través de la utilización de una seria de herramientas especiales, y con trabajadores expertos y calificados para estos procedimientos. Gracias a estos tipos de máquinas modernas hoy en día no es necesaria la abertura de estos cauces, logrando de esta forma la recuperación de las vías de canalización sin contrariedades hacia los usuarios en el menor tiempo posible, evitando el desperdicio de agua potable, así como evadiendo la contaminación de la hondura del terreno debido a excrementos.

De esta forma a través de la recuperación de estas vías aseguramos agregar ciertas mejorías realmente efectivas como son la preservación de la línea de la distribución, aminorar las suspensiones en el suministro, por lo que ya hemos mencionado, la labor es rápida, y por último, causar la menor de las dificultades entre los habitantes de las áreas en donde sea necesario hacer estos tipos de obras en espacio cada día más reducidos.

Cabe destacar, que la renovación de cañerías sin las aberturas de los cauces en una forma actual y eficiente de recuperar estos sistemas, alcanzando en muchas ocasiones que las vías de distribución terminen con la garantía de haber quedado en mejor estado si se colocaran nuevas.

 

 

Las ventajas de un plato de ducha fabricado con resina

Los platos de ducha fabricados con este material, han ido ganando con el paso del tiempo numerosos adeptos, debido sobre todo a las ventajas que supone un plato de resina frente a los tradicionales acrílicos o de porcelana. Si quieres saber cuáles son las propiedades que han convertido a estos platos de ducha en la opción preferida en infinidad de cuartos de baño, continua leyendo la informacion ofrecida por los fontaneros economicos Getafe.

Antideslizante

Evitar un accidente en la ducha es lo principal y por eso la seguridad es lo que más nos suele preocupar cuando estamos pensando en renovar el cuarto de baño. Con los platos de ducha de resina este problema desaparecerá, ya que las superficies que se hacen con este material, ya sean lisas o rugosas, tienen todas tratamientos antideslizantes.

Calidez

Por otra parte este tipo de material ofrece una agradable calidez, al contrario del frío de la porcelana. Su tacto aterciopelado hace que el momento de entrar en la ducha, se convierta en una maravillosa sensación de confort.

Rigidez

Normalmente este tipo de platos son macizos y de ahí la sensación que tienen de rigidez, hasta ahora solo propia de los platos de porcelana. Eso sí, en el momento de entrar en la ducha, vas a notar la magnífica entereza de la resina.

Impermeabilidad

Estos platos de ducha están formados por materiales impermeables, y su sellado de juntas es perfecto para que no se filtre en ningún momento el agua, así podrás decir definitivamente adiós a las humedades y a las filtraciones.

Fabricados a medida

Estos platos pueden ser hechos a la medida deseada dependiendo de las necesidades y gustos del propietario. Así evitarás prolongaciones de azulejos o mármoles que rellenen espacio, además de hacer que tu cuarto de baño se convierta en un espacio mucho más sencillo de limpiar a la par que más higiénico. Y por si te parece poco, tendrás una superficie plana por completo para que te ahorres suplementos de nivelación adicionales a la hora de instalar la mampara.

Instalación sencilla

Otra de las muchas ventajas de estos platos de ducha es lo fácil que resulta su instalación. Sus diseños traer incorporadas las pendientes para que desagüe perfectamente.

Una accesibilidad bien segura

Aunque cualquier plato de ducha sin duda tiene ventaja ante una bañera en lo que respecta a la facilidad para acceder, en el caso de estos modelos es aún mayor, ya que existen diseños que cuentan con tres o cuatro centímetros de grosor, suponiendo una reducción de entre cinco y diez centímetros de altura con respecto a otros platos de ducha fabricados con otros materiales.

Limpieza fácil

Por otra parte estos platos cuentan con una gran tolerancia a los productos utilizados para la limpieza, mucho más que otros materiales, con lo que se facilita notablemente el mantenimiento de los mismos y parecerá siempre que lo acabas de estrenar.

Excelente relación calidad-precio

El coste de los platos de ducha de resina es bastante asequible teniendo en cuenta las numerosas ventajas que ofrece frente al resto de platos fabricados con otros materiales. Además la inversión seguro que va a ser muy ventajosa.

Estética en la ducha

Además de resultar de lo más funcional, un plato de ducha fabricado con resina aporta una magnífica estética al cuarto de baño gracias a la amplia oferta de diseños que se encuentran en el mercado. Podrás elegir entre colores como el negro, el blanco, el beige y otros bastante más atrevidos. En cuestión de texturas se puede elegir entre la piedra, el acabado liso, olas de mar, madera o pizarra. También se puede elegir entre diversas decoraciones como por ejemplo un diseño de cuadros, de círculos, de cebra o de líneas. Todo esto y mucho mas lo puede consultar con los fontaneros 24 horas Las Rozas

¿Cortinas o puerta de ducha?

A la hora de renovar nuestro cuarto de baño, hay que prestar mucha atención a la ducha. Es cierto que una cortina suele ser la opción más recurrida por su económico precio, pero también puede llegar a generar algunos problemas con los que no se habían contado a largo plazo. Por eso en fontaneros baratos en Getafe vamos a mostrarte detalladamente cuáles son los inconvenientes de colocar una cortina en tu cuarto de baño así como los beneficios de decantarte por una puerta de ducha.

El mantenimiento de una cortina de baño

Este tipo de cortinas deben tener un mantenimiento y una limpieza periódica que que no se conviertan en el lugar favorito del moho. Para limpiarlas hay que usar agua con jabón cada 2 semanas aproximadamente. Cuando comienzan a estar deterioradas por el tiempo, deben sustituirse cuanto antes.

Por otra parte las cortinas para las duchas, suelen dejar en el suelo agua después de darse un baño, algo que no sucede si se cuenta con una puerta. Si además no se limpia el suelo cuando esto sucede, lo más probable es que el moho se acumule en esa zona, todo lo contrario de lo que sucede con una mampara, ya que está retendrá el agua en el interior, lo que resulta bastante más higiénico que la utilización de cortinas.

Los beneficios de una mampara de baño

Si quieres conseguir un aspecto mucho más moderno al baño, lo mejor será instalar una mampara. Por otra parte te evitarás el estricto mantenimiento y limpieza que requiere una cortina y que pueden llegar a ser tan perjudiciales para la higiene y para el aspecto de tu cuarto de baño.

Y es que una puerta de ducha no necesita un mantenimiento tan estricto ni una limpieza tan exhaustiva ni continua como una cortina de ducha. Además existen numerosos diseños de mamparas en el mercado que le darán un aspecto muy moderno al baño. Si te preocupa su instalación, no te preocupes, contacta con un profesional de este sector y de dirá la mejor manera de hacerlo dependiendo de la distribución de tu baño.