Acusado por manipular el contador del agua

Para las compañías de distribución y comercialización de un suministro básico y esencial en el hogar como lo es el agua potable, los contadores representan un elemento o componente trascendental de sus redes e infraestructura de suministro ya que les permiten obtener una estimación precisa y oportuna sobre la cantidad del consumo de este líquido que está teniendo mensualmente un usuario en particular, por esta razón, estas comercializadoras se aseguran de proteger dichos contadores con precintos para prevenir que sean adulterados o manipulados los contadores.

Las compañías de agua les brindan mucha relevancia a los contadores puesto que estos elementos suelen ser el objetivo de manipulaciones realizadas por los consumidores o clientes con el objetivo de disminuir ilícita y clandestinamente la cuantía registrada por este dispositivo, reduciendo de esta forma la factura de este servicio.

Ahora bien, es muy frecuente que de forma deliberada dichas compañías acusen a ciertos clientes de fraude para contrarrestar las pérdidas producidas por los contadores alterados y los enganches ilícitos a la red de distribución de agua.

Si haz recibido una notificación en la cual se te acusa de realizar modificaciones fraudulentas a tu contador de agua, puede que te encuentres ante dos tipos de situaciones, una de ellas es que la acusación sea verdadera y efectivamente estés cometiendo este tipo de fraude, por lo que deberás hacerte responsable por este delito.

En el caso que hayas cometido el error de incurrir en la ilegalidad manipulando el contador de agua de tu inmueble, deberás aceptar que la compañía de agua te impute una multa según lo establecido en el Código Penal, cual tendrá un valor variable que oscila entre los mil y dos mil euros. Además, estarás obligado a pagar esta multa ya que de lo contrario la empresa puede suspenderte dicho servicio.

Ahora bien, el segundo supuesto o situación es aquella en la que dicha acusación es completamente falsa, lo cual es una situación común ya que como se mencionó anteriormente, es frecuente que estas empresas acusen de forma arbitraria para compensar las pérdidas, robos o fugas de agua durante el suministro de la misma.

En estas circunstancias no debes permitir que la empresa abuse de su autoridad para imponerte una acusación injustificada ya que no haz efectuado ningún tipo de procedimiento para alterar el registro del contador de agua de tu hogar.

El primer paso que debes cumplir es solicitarle a la empresa de suministro de agua que te facilite las pruebas utilizadas para culparte de este delito. En caso de no recibir argumentos viables por parte de la compañía debes realizar una reclamación formal a la misma la cual ofrecerte una respuesta a tu demanda en el menor tiempo posible.

Lo mencionado anteriormente representa la forma más sencilla y rápida de solucionar este tipo de inconveniente, ya que puedes tener la fortuna de que la compañía sea consciente de su error cometido al acusarte de alterar el contador de agua y por consiguiente retirara la multa. No obstante, en muchas ocasiones esto no suele ser suficiente y deberás recurrir a instancias mayores para solventar esta errónea acusación.

Si deseas llevar esta falsa e injustificada acusación ante el juzgado primero deberás pagar la multa que se te ha imputado, ya que este proceso suele durar un largo periodo de tiempo, sin embargo, si el juzgado te otorga la razón en este problema recuperaras la cifra pagada por la multa y puedes optar por una indemnización pertinente. Posteriormente deberás rellenar la planilla de demanda y reclamos, asegurándote de contar con las copias suficientes para enviar una copa al juzgado y disponer de otra para fines personales.

Luego de entregar la demanda ante las autoridades judiciales estas te citaran para una fecha y hora determinada en la que se llevara a cabo el juicio en donde se debatirá sobre la veracidad y legalidad de la acusación de la compañía de agua para poder obtener la sentencia que deseamos. Para este proceso es necesario contar con un abogado formado en derecho penal para que te defienda.